VIH y otras ITS

INFECCIONES DE TRANSMISIÓN SEXUAL

Las ITS son infecciones producidas por bacterias, virus, hongos y parásitos, pero por su localización y por su manera de adquirirlas, a través de las relaciones sexuales, están más estigmatizadas y son menos visibles socialmente que otras infecciones, lo que motiva muchas veces su desconocimiento. Reconocer sus síntomas igual que reconocemos los de otras enfermedades es un instrumento muy útil para su prevención y su rápido diagnóstico en caso de contraer alguna de ellas.

Son  infecciones que, en la mayoría de los casos se transmiten durante las relaciones sexuales, especialmente en la penetración vaginal/anal y en el sexo oral (contacto de la boca con el pene, la vulva o el ano).

Entre las más comunes están la sífilis, la gonorrea, la infección por clamidias, la tricomoniasis, el linfogranuloma venéreo, el herpes genital, la hepatitis A y B, el VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana) y los condilomas acuminados o verrugas genitales producidos por el Virus del Papiloma Humano (VPH), aunque existen más. Actualmente todas tienen algún tipo de tratamiento.

¿QUÉ SÍNTOMAS TIENEN?

Los síntomas más frecuentes pueden ser entre otros:

  • Molestias o dolor durante el coito.
  • Llagas, úlceras, ampollas o verrugas en ano, boca, pene o vagina, o en sus alrededores.
  • Supuración anal. Secreciones uretrales amarillentas o verdosas.
  • Flujo anormal o maloliente de la vagina.
  • Exudación de ganglios de las inglés.
  • Picor, escozor o inflamación en el ano, pene o la vagina.
  • Escozor y/o dolor al orinar o al defecar. Sensación de querer orinar  frecuentemente sin conseguirlo.
  • Sangrado excesivo de la regla o falta de ésta.
  • Ganglios inflamados en la ingle o próximos a la boca.

¿QUÉ HACER ANTE LA SOSPECHA DE UNA ITS?

Si tienes molestias en los genitales o en el ano, si hay manchas no habituales en tu ropa interior, sería conveniente acudir a tu médico/a o un centro de ITS a pasar una revisión; así sabrás si te has infectado. La detección precoz de la infección puede evitar su transmisión a tus parejas sexuales además de evitar que ésta te produzca daños crónicos.

El no presentar síntomas o el que estos desaparezcan después de haberlos tenido, no significa que la infección este curada. Una ITS no curada puede producir secuelas graves como dolores, esterilidad o infección de las articulaciones, entre otras. Haber tenido en el pasado una ITS no quiere decir que no la puedas volver a pasar, porque no crean inmunidad, excepto la hepatitis A y B.

¿QUÉ TRATAMIENTOS TIENEN?

Muchas de ellas como la gonorrea, la infección por clamidias, la tricomoniasis y la sífilis tienen un tratamiento antibiótico muy efectivo,  sí son tratadas, no revisten ninguna gravedad.

El tratamiento de otras como el VIH y el herpes genital, mejora la evolución de la enfermedad pero no la cura.  Las verrugas genitales pueden eliminarse quirúrgicamente o por otras técnicas como la criogenización o con láser. Para la hepatitis A y B para prevenir lo mejor es vacunarte, si no estás vacunado/a o no estás seguro/a de estarlo, consulta a tu medico/a.

¿CÓMO SE TRANSMITEN?

La sífilis, la gonorrea y la infección por clamidias se trasmiten durante el coito y el sexo oral si no se usan métodos barrera. Si la infección se encuentra localizada en la boca o en la garganta también se pueden transmitir por vía oral. En ocasiones podemos arrastrar fluidos con los dedos y depositarlos en otras mucosas infectandolas.

Los herpes y las verrugas genitales se transmiten por contacto de las lesiones con la piel o con las mucosas.

La hepatitis A y otras infecciones intestinales se puede trasmitir por vía fecal-oral, ya sea por alimentos o bebidas contaminadas por heces o practicando sexo oro-anal (beso negro) sin métodos de barrera.

La hepatitis B se transmite principalmente por contacto de sangre, semen o secreciones vaginales infectados con las mucosas, ya sean oral, genital o ano-rectal.

RECOMENDACIONES.

Cuando tenemos una ITS hay que valorar qué prácticas sexuales realizar  ya que puede haber zonas u órganos dañados que no habría que exponer a roces o fricciones para evitar lesionar los más. Las dudas sobre que prácticas sexuales realizar si tenemos alguna de estas infecciones las podemos consultar en las clínicas de atención de ITS.

No tomar medicamentos por nuestra cuenta; estas infecciones pueden crear resistencias a los fármacos por lo que habrá que tomar los bajo control médico, para ver si son efectivos en tu caso.

Las citologías pueden detectar de forma precoz los problemas relacionados con el Virus del Papiloma Humano (VPH). La prevalencia de la infección por VPH es muy alta en gays y bisexuales seropositivos. Habla con el médico que te atiende la infección por VIH sobre la frecuencia con la que hacerte citologías anales.

Si eres seropositivo, puedes pedirle a tu medico que te haga una serología de sífilis cada seis meses.

Es importante que tus compañeros sexuales visiten también al médico y se traten si se han infectado.

Anuncios